Bermúdez Arquitectos

Hotel astronómico en Villa de Leyva

Villa de Leyva, 2017 | Concurso primer premio | en proceso | 17.000 mt² | Hotel, Spa y centro de convenciones con vocación astronómica para Cafam.

hotel
hotel
hotel
Hotel y cabañas
Acceso ppal hotel
Patio hotel
Observatorio
Culto y CC
Salón ppal CC

Jefe de Diseño: Daniel Bermúdez, Ramón Bermúdez
Equipo de Diseño: Paula Sopó, Luis Ángel Rivera, Juan Camilo Ortegón, Santiago Salazar, David Barbosa, Jaime Barrera, Laura Dorado, Diana Barrera, Antonio Bermúdez, David Caballero, Juan Antonio Olarte.
Urbanismo, Zonas exteriores y Paisajismo: Diego Bermúdez
Estudio Hidrológico concurso: Germán Monsalve
Reciclaje de agua: Mauricio Wiesner.
Estudios Técnicos fase proyecto: Instelmec S.A
Estudio de Suelos: Alfonso Uribe S. y Cía. S.A
Diseño Eléctrico Concurso: SM&A, Jaime Sánchez.
Proyecto acústico: ADT Diseño & Tecnología, Daniel Duplat
Asesoría en Sostenibilidad: Arquitectura & Bioclimática, Jorge Ramírez
Diseño de iluminación: María Teresa Sierra Consultoría de Iluminación y Cia. S.A.S.
Estudio de tráfico vertical: Ing. Rafael Beltrán
Renders: Cinco Arquitectos.

El concurso nacional privado al que fuimos invitados proponía un reto muy interesante que mezclaba Arquitectura, proyecto urbano y paisajismo. El lugar tiene un enorme potencial que debe ser aprovechado. El hecho de contar con 10 hectáreas para un centro vacacional en la cuenca hídrica de las quebradas La Laja y Los Indios es una oportunidad única. En un contexto tan árido como el de Villa de Leyva, la conservación de la cuenca se convierte en un argumento estructurante para soportar ante las autoridades los beneficios de construir el centro vacacional con una vocación ambiental clara.
Nos hemos trazado como primer objetivo hacer un verdadero Urbanismo Sostenible para un lugar tan frágil como lo es el valle de Villa de Leyva. Por un lado, identificamos como primordial entender el devenir del agua en el sentido más amplio de la palabra. Como primera medida potenciamos las escorrentías existentes y conformamos unas nuevas que se adapten al proyecto propuesto. De esta manera toda el agua de las cubiertas de los edificios retorna al suelo, alimentando la cuenca. Como segunda medida proponemos reciclar la mayor cantidad de agua, sabiendo que el gasto de agua es importante en hoteles y Spas. De esta manera se devuelven al terreno la mayor cantidad de aguas grises y residuales de todas las edificaciones, tratándolas a través de filtros naturales dispuestos en diferentes jardines en el lote. Un estudio hidrológico de las cuencas comprueba que aumentamos casi en 50% el caudal medio con las estrategias de reciclaje de agua logrando mantener la cuenca en estado activo durante todo el año. Por otro lado, hacemos una decidida apuesta por la compacidad edilicia como medida sostenible, de eficiencia funcional y ahorro constructivo. Cada programa se ha implantado racionalizando el uso del terreno y privilegiando la compacidad. Las ventajas de un esquema de este tipo son varias. Un edificio compacto libera espacio logrando una gran zona de reserva forestal, economiza en circulaciones y centraliza actividades, simplifica los servicios de room service y aseo de habitaciones, reduce recorridos viales en el lote, compacta las zonas vehiculares y agrupa edificios para liberar grandes áreas para una reserva forestal privada además de ahorrar cimentación y cubierta. Hemos proyectado un hotel de dos niveles que calca la pendiente logrando la menor huella posible. Las cabañas y el centro de convenciones de dos niveles se adaptan mejor al terreno inclinado y minimizan circulaciones cubiertas. El edificio de culto y el SPA son programas usualmente de un solo nivel por lo tanto se ha optado por la implantación más compacta posible.
El complejo turístico que proponemos pretende ser modélico en su relación con el lugar en donde se implanta pero a la vez ser un lugar tranquilo, de descanso de huéspedes y vecinos y apto para la observación astronómica, uno de los atractivos principales de esta zona.

Otros proyectos