Bermúdez Arquitectos

Edificio Lleras

Bogotá, 1989 | Construido | 5.040 mt² | Aulas, Auditorios y espacios libres para la Universidad de los Andes.

Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras
Edificio lleras

Jefe de Diseño: Daniel Bermúdez Samper, Guillermo Bermúdez Umaña
Equipo de Diseño: Iván Osuna Mota, Ricardo Montoya Ballén, Mónica Villalobos Leal, Catalina Iannini
Cálculo Estructural: Proyectos y Diseños, Luis Enrique García
Estudio de suelos: Maldonado Ingeniería S.A.
Instalación hidráulica y sanitaria: Proyectos Hidráulicos S.A.
Instalación eléctrica y datos: Fernando Acosta y Asociados
Constructor: Interplan Ltda.
Fotografía: Germán Téllez, Enrique Guzmán

El edificio Alberto Lleras Camargo, ganador del premio de Diseño Arquitectónico en la XIII Bienal de Arquitectura de 1992, es pieza fundamental del Plan de Ordenamiento adoptado por la Universidad de los Andes en 1989, el proyecto es, más que un edificio, un recorrido y lugar de encuentro al aire libre, así como un importante ordenador y gestor de interacciones entre las diferentes dependencias y espacios abiertos del Campus.
El lote, estrecho y alargado, se encontraba afectado por un fuerte declive y por la presencia de múltiples edificaciones en tres de sus costados. Pese a las diversas limitantes, el predio tenía una virtud: en su longitud comunicaba el centro del Campus con la ciudad en el preciso punto de encuentro de dos importantes vías de la capital.
En lugar de elevarse sobre el terreno estrecho, el proyecto se encuentra deliberadamente enterrado y al hacerlo su cubierta se convierte en el principal acceso y eje circulatorio de la Universidad, compuesto por terrazas, escalinatas, lucernarios y jardineras. Con todo lo anterior el área del terreno ocupada por la construcción es recuperada y devuelta a la Universidad como zona útil.
De la gran cubierta escalonada descienden dos puntos fijos hacia el interior del nuevo edificio que alberga, sobre una superficie construida de 5.045 m², un bloque de aulas, dos hemiciclos, un auditorio y servicios complementarios. Además del programa requerido el proyecto contempla la creación de un importante espacio abierto que hace las veces de auditorio al aire libre para 1500 personas.
El edificio, prácticamente invisible desde su parte superior, cuenta con una gran fachada acristalada hacia occidente que ilumina todos los salones. Hacia el oriente el bloque de aulas está separado del terreno por un muro de contención que sigue con precisión la curva y los niveles del terreno. Entre el muro y los pasillos que distribuyen a los diferentes salones se abre paso un gran vacío por el que desciende la luz hasta los pisos inferiores.