Bermúdez Arquitectos

Campus universitario vertical en Bogotá

Bogotá, 2014 | Concurso primer premio | en proceso | 36.100 mt² | Nuevo edificio para la Unipanamericana-Compensar sede Bogotá.

campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
campus vertical
cvertical
cvertical
cvertical
cvertical
cvertical
cvertical
cvertical
cvertical

 

Jefe de Diseño: Daniel Bermúdez Samper

Equipo de Diseño: Stan van der Maas, David Gómez, David Barbosa, Alberto Roa, Jaime Barrera, Julián Beltrán, Paula Sopó, María Catalina Venegas, Juan Martínez, David Caballero.

Cálculo Estructural: Aycardi Estructural

Estudio de Suelos: LFO, Luis Fernando Orozco.

Diseño Eléctrico: SM&A, Jaime Sánchez.

Instalación hidráulica, sanitaria y ventilación mecánica: Álvaro Tapias & Cía.

Proyecto acústico: ADT Diseño & Tecnología, Daniel Duplat

Seguridad y Control: AGR, Jaime Andrés García.

Asesoría en Sostenibilidad: Arquitectura & Bioclimática, Jorge Ramírez

Diseño de iluminación: María Teresa Sierra Consultoría de Iluminación y Cia. S.A.S.

Estudio de tráfico vertical: Ing. Rafael Beltrán 

 

El concurso partía de la base del conflicto latente entre la falta de espacio en el centro expandido de la ciudad y la gran demanda de equipamientos de educación secundaria. La resultante es la creación cada vez más común de campus verticales en varios lugares del centro expandido de la ciudad. En este caso, Compensar posee una parcela de buenas proporciones en un importante cruce de dos avenidas importantes en el borde noroccidental del centro expandido. Se convierte en un muy buen lugar para hacer una universidad por su localización y accesibilidad y al estar en el borde del centro los costos de la tierra no son tan altos. Dado el tamaño del lote la universidad debía ser obligatoriamente vertical y nuestra propuesta que resultó ganadora partía de una racionalidad contundente y proponía apilar verticalmente las diferentes facultades de la universidad para crear un verdadero campus vertical. Para esto se propuso un cubo de 60x60mt y 12 plantas de altura con los servicios deportivos en la cubierta. El tema más complejo, es decir la circulación vertical de alumnos, se hace por medio de un núcleo lineal de 6 ascensores en el centro del cubo y reparte a todos los niveles de la universidad. 2 zonas de baños y cuartos técnicas anexas a los ascensores y 4 escaleras de evacuación en las esquinas conformaban las zonas libreas para franjas de aulas u oficinas o zonas de estar y de encuentro universitario.

Cada nivel cambia según el programa de las diferentes entidades que componen las facultades y en cada piso se generan espacios de uso comunal de dobles alturas para el descanso, el estudio o la comunicación. Pisos completos de aulas y zonas de estudio, una planta completa dedicada a la biblioteca o pisos de oficias siempre mezclados con espacios de esparcimiento o terrazas de doble altura componen la distribución principal del volumen.

Las crujías estructurales así como todo el tendido de las instalaciones está juiciosamente estudiado para lograr una gran eficiencia en todo el complejo y permitir la máxima flexibilidad a futuro.

Otros proyectos