Bermúdez Arquitectos

Campus Universitario Tropical

Villavicencio, 2015 | Encargo privado | en proceso | 17.000 mt² | Sede de Uniminuto en Villavicencio.

uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto
uniminuto

Jefe de diseño: Daniel Bermúdez, Ramón Bermúdez
Equipo de diseño: Luis Ángel Rivera, Juan Camilo Ortegón, Daniela Almansa, Juan Antonio Olarte, Ricardo Antonio Ariza, Jaime Barrera, Paula Sopó, David Caballero, Laura Dorado, Santiago Salazar, Juan Fernando Martínez, Sergio Jiménez, Eduardo Sánchez
Urbanismo, Zonas exteriores y Paisajismo: Diego Bermúdez
Cálculo Estructural: SOIC Ingenieros Civiles
Estudio de suelos: Alfonso Uribe S. y Cía. S.A
Instalación hidráulica y sanitaria: I.H.G S.A Ingeniería Hidráulica
Proyecto Eléctrico y Datos: SM&A Ltda. Ingeniería Eléctrica y mecánica
Presupuesto y programación: Asinter Ingenieros Ltda.
Proyecto acústico: ADT Diseño & Tecnología Daniel Duplat
Diseño de iluminación: MTS, María Teresa Sierra.
Asesor Bioclimática y Sostenibilidad: Arquitectura & Bioclimática. Jorge Ramírez
Estudio de tráfico vertical: Ing. Rafael Beltrán
Renders: Ricardo López

La pregunta que este encargo nos obliga a hacernos es cómo se puede hacer una Universidad en el Trópico sin tener recurrir a enormes gastos energéticos debidos al uso de la climatización artificial. El cliente, muy interesado en promover la construcción sostenible y con sedes en muchas zonas tropicales del país, nos impulsa a proponer un proyecto modelo de edificaciones adaptadas al clima sin recurrir al costoso aire acondicionado.
El clima de la ciudad de Villavicencio puede considerarse como un caso tipo de estudio para las zonas cálidas de la geografía colombiana. Situada a 450 msnm, con una temperatura promedio anual de 25.5° C y una sensación térmica acrecentada por una humedad relativa cercana al 80%, necesariamente requiere de unas estrategias para atemperar los espacios del campus. La arquitectura está en capacidad de proveer un confort térmico suficiente tanto al interior de los salones como en los espacios públicos del campus y ese es el cometido de este proyecto. Con este reto en mente se han planteado una serie de estrategias espaciales conducentes a lograr el lugar más cómodo posible para estudiantes, docentes y administrativos del campus.
Por un lado, la orientación de los diferentes volúmenes en el solar de más de 2 Ha prioriza que los edificios de 5 pisos de aulas tengan la mejor relación de soleamiento. La administración de 4 niveles se paramenta con la vía de acceso y por lo tanto requiere de una segunda piel en calado para protegerse del sol de mañana y tarde.
Por otro, la ventilación natural trae consigo el ruido del campus que debe ser controlado ya que las aulas necesitan de silencio para lograr condiciones óptimas de confort. Para esto se han propuesto unos patios de silencio hacia donde abren todas las aulas y unas trampas acústicas entre las circulaciones y las aulas que permiten el paso del aire, pero no del ruido. Los edificios de aulas no tienen vidrio y el límite entre interior y exterior se define a través de calados, persianas y puerta-ventanas deslizantes.
El manejo del espacio público en el proyecto se desarrolla en dos plazoletas principales ubicadas entre las edificaciones en donde se proyectan suelos permeables y vegetación autóctona para aportar al componente bioclimático de los espacios interiores. El agua es el asunto central del proyecto de exteriores y se convierte en el material de diseño siempre cambiante para definir zonas secas (edificaciones) , zonas de escorrentías (plazas y zonas de estar) y zonas inundables (jardines de lluvia y estanques).

Otros proyectos