Bermúdez Arquitectos

Campus Universitario en Cartagena

Cartagena, 1998 | Concurso | Finalista | No construido | 11.150 mt² | Sede de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Cartagena.

AC_UJTLCGENA-P02-DB
AD_UJTLCGENA-P03-DB
UJTL Cartagena
UJTL Cartagena

Jefe de diseño: Daniel Bermúdez y Alberto Samudio
Renders: Carlos H

La nueva sede para la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Cartagena presta especial atención al entorno físico, a las actividades y funciones propias de un edificio educativo. El clima de Cartagena, con promedios máximos de 30 grados centígrados, niveles de humedad relativa cercanos al 85% todo el año y con vientos altamente salinos y corrosivos durante tres cuartas partes del año, requiere de una edificación de cualidades ambientales sobresalientes.
El primer principio para la obtención de un sistema de aire acondicionado ideal es la concentración en oposición a la dispersión. La concentración edilicia garantiza además importantes beneficios. La utilización de un predio costoso y de tamaño limitado es mucho más eficiente con un esquema concentrado que aprovecha al máximo el terreno, ya que maximiza el uso de los espacios libres, libera áreas de reserva para usos futuros y reduce obras de infraestructura y espacio público. Sólo en un esquema concentrado se puede lograr absoluta flexibilidad en el uso de los edificios. En lo concerniente a cimentación, frente a las arcillas expansivas, la concentración permite la reducción de placas aéreas en primer piso y el máximo aprovechamiento de sistemas de cimentación profundos y para altas cargas.
La propuesta se condensa en un único edificio esbelto de 5 pisos y de 100 metros de largo orientado estrictamente al norte, de interiores flexibles y plenamente climatizados gracias a la creación, en uno de sus costados largos, de una gran fachada parasol que dirige la brisa hacia el interior y que acompaña las circulaciones y zonas de estar e intercambio.
En los pisos superiores se encuentran las aulas y talleres, en pisos intermedios la biblioteca y dirección, en la planta baja la cafetería y los servicios complementarios y a nivel de acceso los servicios administrativos.
Como complemento a la arquitectura el proyecto contempla una cuidadosa aproximación paisajista y ambiental del entorno. Un lago de 9 hectáreas controla la refracción del calor. El tejido verde estructural consta de vías con vegetación referencial y de porte alto para producir una techumbre que controle los rayos del sol y de corredores acompañados de vegetación de porte medio y bajo de gran atractivo para la avifauna.