Bermúdez Arquitectos

Molino de Moscopán

Popayán, Colombia 2020 | Esquema básico, en proceso| Encargo privado, 8536 m² | Rehabilitación del Molino Moscopán y construcciones nuevas para la sede de la Facultad de Arquitectura y Arte de la Fundación Universitaria de Popayán (FUP)

Jefe de diseño: Daniel Bermúdez, Diego Bermúdez, Ramón Bermúdez

Equipo de diseño: Paula Sopó, Santiago Izquierdo, Andrés Solano, Daniela Almansa, Juliana Gutièrrez.

Cliente: Fundación Universitaria de Popayán (FUP)

Urbanismo, Zonas exteriores y Paisajismo: Diego Bermúdez

Seguridad Humana: AGR

Asesoría Patrimonial: Juan Carlos Cancino

Renders: Ricardo López Arquitectos S.A.S

Texto: Paula Sopó, Andrés Solano

El proyecto para la nueva Facultad de arquitectura y arte de la Fundación Universitaria de Popayán (FUP) parte de la rehabilitación y adecuación de una preexistencia que hace parte del imaginario colectivo de la ciudad, conocida como el Molino Moscopan. Construido en 1926, el molino fue la sede de la empresa procesadora de harina de trigo Moscopan, de ahí su nombre. Sin embargo, debido a una crisis durante los años 70s` el molino cerró sus puertas permanentemente provocando su deterioro con el paso de los años. A pesar de llevar más de 50 años abandonado y sobrevivir al terremoto de 1983, el molino aún se conserva junto a sus máquinas de madera importadas de Estados Unidos. Por otro lado, gracias a su cercanía al centro histórico de Popayán y al estar en un terreno que se eleva en relación a su contexto, el molino se ha convertido en un punto de referencia para los payaneses. Recientemente la FUP adquirió el predio con la idea de rehabilitar el edificio y construir la sede de Arquitectura y Artes.

El proyecto se desarrolla en 3 fases. En primer lugar, se acomete la adecuación del entorno y el edificio existente, para esto se interviene la actual vía de acceso al molino para volverla peatonal y estructurante del nuevo campus, así como crear andenes , accesos vehiculares y una plaza de ingreso peatonal que organicen el borde del predio y su contacto con la ciudad circundante. Paralelo a esto se plantea la respectiva restauración y rehabilitación del Molino que albergará los talleres de arquitectura, las zonas de estudio y una biblioteca entre otros. Posteriormente se proyectan dos edificios nuevos. Uno junto a la plaza de acceso que tendrá la recepción, oficinas, una librería y un auditorio; y otro para los laboratorios y la cafetería. Finalmente, en las fases 2 y 3 se desarrollarán dos edificios de aulas.

La implantación de los edificios nuevos está pensada de tal manera que no opaquen al molino y continúe siendo el elemento más visible del entorno. Por otro lado, el proyecto se desarrolla a partir de varios edificios sueltos como una manera de aprovechar topografía inclinada del terreno creando conexiones en diferentes niveles a través del espacio abierto. Para esto, se plantean una series de plazas, escaleras y zonas de circulación que cuentan con su propio programa complementario a las actividades de la universidad. Así mismo, todos los edificios se localizan en la trasera del edificio patrimonial con respecto a la visual desde el centro para preservar esa relación existente y aprovechar para construir un gran jardín vegetado en forma de oasis urbano.


En cuanto a su materialidad, Los nuevos edificios tendrán un material único en sus fachadas y dialogarán con el edificio patrimonial en su ritmo de aperturas y alturas generales. El límite entre el interior y el exterior de los edificios se plantea con fachadas en calados y persianas que permiten su ventilación natural, aprovechando el clima templado de la ciudad.

Las zonas exteriores del proyecto se desarrollan en 4 espacios importantes. El primero de ellos es la plaza de acceso que cuenta con una pérgola de transición hacia el interior, taludes y jardines de lluvia arborizados. El segundo corresponde a una plaza inclinada entre los edificios de aulas, el auditorio y el molino que permite una relación visual con el molino desde la calle y conecta los edificios en los niveles 1,2 y 3 mediante caminos y escaleras. El tercero es la escalinata de acceso al molino acompañada de una zona de estudio abierta, la cual funciona punto de encuentro entre el molino y la cafetería. Por último, se proyecta un jardín junto al molino, el cual contiene una gran zona de pradera, senderos con estaciones de contemplación y ejercicio pasivo, pista de trote y una serie de jardines de lluvia conectados a través de un arroyo.