Bermúdez Arquitectos

Campus Universitario Tropical – Zonas Exteriores

Villavicencio, 2019 | Encargo privado | En proceso | 20.000 mt² | Diseño de zonas exteriores para la nueva sede de Uniminuto en Villavicencio

Jefe de diseño: Diego Bermúdez
Equipo de diseño: Diana Barrera, Josephine Philipsen, Santiago Izquierdo, Maria José Castañeda.
Estudio de suelos: Alfonso Uribe S. y Cía. S.A
Instalación hidráulica y sanitaria: I.H.G S.A Ingeniería Hidráulica
Asesor Bioclimática y Sostenibilidad: Arquitectura & Bioclimática. Jorge Ramírez.

Respondiendo a la pregunta de cómo se puede hacer una Universidad en el Trópico sin tener recurrir a enormes gastos en infraestructura hidráulica, el diseño de zonas exteriores recicla la mayor cantidad de agua lluvia posible. El cliente, muy interesado en promover la construcción sostenible y con sedes en muchas zonas tropicales del país, nos impulsó a proponer un proyecto modelo de campus adaptado al clima. El clima de la ciudad de Villavicencio puede considerarse como un caso tipo de estudio para las zonas cálidas de la geografía colombiana. Situada a 450 msnm, con una temperatura promedio anual de 25.5° C, una pluviosidad de 4500 mm al año y una sensación térmica acrecentada por una humedad relativa cercana al 80%, necesariamente requirió de unas estrategias para atemperar los espacios del campus. De esta manera, la arquitectura del paisaje esta en capacidad de proveer confort térmico en los espacios abiertos del campus manejando las aguas lluvias por medio de un sistema de drenaje sostenible, inspirado en ecosistemas locales. Así mismo, se plantea un sistema de drenaje conectado a un estanque que imita los ecosistemas llaneros del palmar inundable permitiendo la aparición de aves, micos y otros visitantes frecuentes del campus. Este palmar es un reservorio de agua que se recircula en el edificio por medio de un sistema de filtración y tratamiento antes de ser bombeado a la red. El cien por ciento del agua lluvia es recuperada y puede ser reutilizada en caso de ser necesaria. El agua no utilizada hace parte de un sistema de jardines frescos y silenciosos. El manejo del espacio público en el proyecto se desarrolla en dos plazoletas principales ubicadas entre las edificaciones en donde se proyectan suelos permeables y vegetación autóctona para aportar al componente bioclimático de los espacios interiores.

El agua es el asunto central del proyecto de exteriores y se convierte en el material de diseño siempre cambiante para definir zonas secas (edificaciones) , zonas de escorrentías (plazas y zonas de estar) y zonas inundables (jardines de lluvia y estanques).